Un karma de color del dinero

Hoy nos levantamos pronto, desayunamos y nos diriguimos con el guía al Monasterio Drepung, a 8 km de Lhasa. Es enorme y residencia de los Dalai hasta que se construyó el Potala.

VJP_5870s

Conmigo ya aclimatada y en forma empezamos la visita.

VJP_5901s

Los templos son entre kitch y de un misticismo extraño, el olor a mantequilla de Yak e incienso embriagan los sentidos y el color dorado de las imagenes de Buda y de los Dalai, retablos preciosos asombran. Los monjes andorrean, cocinan, leen, bendicen…y..ohhh! sorpresa!! cuentan billetes de dinero!! Los templos de aquí al igual que en Potala están plagados de billetes en el suelo, altares…(evidentemente has de pagar por hacer fotos en cada sala). Son ofrendas a Buda! a eso añadir las ofrendas (tipo leche o frutas) que yambién va dejando la gente.

Al igual que en todas las calles de Lhasa, en los templos los tibetanos pasean con su collar de cuentas entre plegarias haciendo extrañas genuflexiones que yo de verlo ya me agoto.

DSC_0413s

DSC_0414s

VJP_6041s

VJP_6028s

Pero ¿Que fin tiene este dinero? preguntamos sorprendidos al guía: mantenimiento de monasterios y monjes y..Dios! se nos cayó el mitó del monje humilde, casi asceta, liberado de posesiones y demás elementos terrenales, pasiones…además la religión budista, que es complicada y es casi una filosofía metafísica dice que una las cuatro nobles verdades es y para no extenderme, el abandono del ansia de placeres sensuales, de llegar a ser, del ansia que causan los deseos…Así pues teniendo en cuenta que no hay nada más terrenal y asqueroso que el dinero..no lo acabamos de ver, y la imagen de los monjes sentados, tranquilos amasando y contando pasta cual director de Bankia… choca.

VJP_5716s

Después nos dirijimos al Noburlinka, un lugar de residencia de verano de los Dalai, enorme y con unos jardines, lagos y zoo..todo cuidado y muy apacible. Vueltecita..más mantequilla de Yak…más billetazos..más budas dorados..más gente beata rezando.

VJP_5943s

VJP_5921s

VJP_5913s

A la hora de comer un filete de Yak para el niño, para mi algo más occidental.

VJP_5985s

Luego volvemos mirando tiendecitas, y algunas compritas. Descansamos en Hotel y de nuevo vuelta a pasear, esta vez hasta el Potala, de noche que es impresionantemente bello, muy animado en la plaza que hay justo en frente con las fuentes y gente bailando.

VJP_6080s

VJP_6097s

Cogemos un tuktuk que nos lleva al New Mandala restaurante para celebrar nuestra última cena Tibetana, a base de momos, rollitos y sopa de tomate.

Tibet asombra..La gente es senzilla y honesta..Los chinos muchos . Los monjes? ya lo he dicho, y el balance general es probablemente el lugar más curiso que Vic y yo hemos visto.

Advertisements
Categories: Nepal - Tíbet - Índia 2013, Tibet 2013 | 1 comentari

Navegació d'entrades

One thought on “Un karma de color del dinero

  1. Antoni Jiménez

    Soporte estético potente. Prosa atractiva y sugerente. Juicio ético con compromiso social… Y el viejo viajero desde casa se emociona y goza.
    Cuídate, Merche. La comida del niño está bien reflejada, pero ese “algo más occidental” tuyo coincide con una botella de agua (a parte de la cruz gamada).
    Hoy en vez de besos creo que os debo enviar mi bendición. Y gratis, claro.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Crea un lloc web gratuït o un blog a Wordpress.com.

%d bloggers like this: